¿Nuestra alimentación debe variar en invierno?

Llegó Julio, uno de los meses más fríos del año y es común escuchar entre las personas: “Ahora que es invierno y hace mucho frío provoca comer un poco más para mantenernos calientes”. ¿Qué de cierto hay con ello? y exactamente, ¿qué comer para evitar caer en el exceso? Te respondo ésta y más dudas a continuación.

En invierno se debe tener en cuenta una alimentación que nos ayude a combatir el frío y por ende a mantener la temperatura corporal y en la búsqueda de obtener energía, el organismo suele pedir fuentes de almidón (carbohidratos), ya que allí se encuentra la glucosa que es la fuente de energía para el organismo. Es aquí donde debemos tener cuidado, para no caer en el exceso, ya que debemos enfocarnos en mantener una alimentación sana y equilibrada con los nutrientes necesarios.

¿Qué alimentos consumir en el invierno? Consumir alimentos tales como camote, yuca, cholo o menestras, que son carbohidratos complejos, nos ayudan a poder brindarle energía a nuestro cuerpo y por lo tanto mantener la temperatura corporal adecuada.

Es sumamente importante no dejar de lado las verduras en invierno, si bien hace frío, recordemos que son la mejor fuente de vitaminas y minerales para el organismo. Lo que podemos hacer en consumirlas en mix de ensaladas cocidas con frescas e incluso incluirlas en la entrada de un almuerzo como sopas de verduras, crema de zapallo, crema de alcachofas, crema de espinacas, entre otras, e incluso estos platos nos pueden servir para consumirlos de noche, por ser ligeros.

 

 

Por otro lado, no nos olvidemos del consumo de agua, que muchas veces se deja de lado cuando es invierno, pero en las opciones podemos consumir infusiones tibias como manzanilla, cedrón, hierba luisa, entre otras, y recordemos consumirlas pasadas un par de horas de los almuerzos para poder tener una mejor absorción de los nutrientes.

Finalmente, es indispensable consumir alimentos ricos en vitamina C como la mandarina, naranja, piñas, fresas, kiwi o aguaymantos, ya que son básicos para el buen funcionamiento del sistema inmunológico y además para evitar contraer resfrío que son muy frecuentes en esta época del año.

 

¡A cuidarse del resfrío con una buena alimentación!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *